Entre el cielo y la tierra

Alguien me dijo alguna vez, que no es malo morir obviamente si para los seres queridos que extrañarian a la persona pero eso es caso a parte.

Es afortunada la persona que fallece y va al cielo a vivir una vida mejor, un paraíso lleno de amor, igualdad en todo sentido. Todo un mundo mejor que en tierra. Y pensar que simplemente hoy en dia las personas en general ven como algo malo la muerte pero enrealidad lo que les espera es aun mejor.

Pero tambien hay que estar en ese momento, luchando para no morir y querer llevar a cabo todos sus proyectos, compartir mas momentos con sus seres queridos.

Estamos hablando de la hibridez de cielo y tierra, es por eso que tenemos que pensar en uno mismo y lograr la decision que sea necesaria que nos dé satisfaccion personal.

Porque en definitiva nacemos y morimos solos, y dirán que es egoismo yo digo que es interés y amor por uno mismo.

Y cuando menos lo esperas las personas cambian

El ritmo de vida, el transcurso de los años, las personas con las que uno se relaciona, son quizas algunos de los factores consecuentes de que las cosas cambien.

Algo inesperado ya sea bueno o malo, blanco o negro, feliz o triste, es algo inexplicable cuando una persona a la que supones que la conoces mucho, de un día para otro cambia y es ahi cuando empezas a investigar los ¿por qué?, puede ser por las personas nuevas con las que se relaciona, su nuevo interés en el cine europeo (simplemente es un ejemplo que puede aplicarse a cualquier otro), cambio de ritmo de vida ya sea por el trabajo, responsabilidades, etc.

Pero cambian, cambian del verbo transitivo cambiar que podemos tomar como el término de desprenderse de una cosa y recibir o tomar otra en su lugar.

¿Literatura?

¿Es la literatura machista? O, en cambio, ¿son los escritores los machistas? Constantemente me lo pregunto de un modo reiterativo y con bastantes incógnitas que me son imposibles resolver.

Partimos de una estructura social patriarcal, un sistema socio-económico y político que engendra el machismo desde su origen y sin duda alguna, somos educados en machismo desde antes de nacer pues mucho antes de saber cómo seremos ya nos están imponiendo un nombre y unos colores por nuestro sexo.

Sin embargo, retomando el tema que atañe a esta entrada, el machismo está en todas las esferas de nuestra vida, convivimos con él de un modo casi subliminal y, aunque es cierto que muchas tenemos conciencia y vemos ciertas actitudes, el machismo pervive y se reproduce. Entonces, ¿qué sucede con la literatura? Con cierta evidencia entenderemos que el escritor es un sujeto activo en esta sociedad la cual, como decía, tiene una tradición machista muy arraigada.

De este modo, la literatura es el reflejo del pensamiento de una persona que ha sido educada bajo ciertos valores hegemónicos y que, además, toma partido a favor de esos valores o ideología dominante. Es así como los roles patriarcales y las actitudes machistas nos llegan a través de los escritos: un poema, una novela, un ensayo, un artículo de opinión… y se sumergen en nuestro subconsciente, se sumergen hasta echar raíces.

El hablar del machismo en la literatura surge a raíz de varias problemáticas o, mejor dicho, carencias del sistema: sistema educativo que invisibiliza a las escritoras, editores que piden sexo a mujeres que quieran publicar en esa editorial, escritores o poetas de rango twitterstars que publican y que además violan a sus seguidoras, poemas que aceptamos como populares pero que mantienen en nuestro ideario la toxicidad en el amor, novelas que mantienen roles de maltrato, estereotipos hechos artículos… y un largo etcétera.

La cuestión es mucho más grave de lo que puede resultarnos a simple vista. Lectores de todo el mundo ven más legítimo romantizar la tristeza que la muerte, pero también ven más lícito romantizar la violación y la vejación de la mujer. Quevedo era antisemita y no lo disimulaba, era respaldado por todo un sistema social y un ideario colectivo predominante, sin embargo, F. G. Lorca también albergaba machismo (sólo hay que ver su afán por presentar a sus personajes femeninos en la tragedia y soltería, como un acabose), pero es que Pedro Salinas también romantizaba la toxicidad y la violación, y ni hablar de Pablo Neruda y su “me gusta cuando callas porque estás como ausente”.

El machismo de los escritores de los s. XVIII, XIX o XX no es menos machismo que el que ahora puedan profesar ciertos escritores que versan sobre cómo violar a una mujer. Sólo cambian las formas, que se romantice el machismo no significa que no existiera/exista, del mismo modo que la realidad no cambia si se sigue invisibilizando a las escritoras, sus realidades y sus publicaciones.

Hace poco leí que no es que las mujeres escribamos otros temas, pues esta creencia procede de una corriente del feminismo de crítica literaria, que se centra en que la crítica literaria mantiene una escritura femenina (con ciertos temas predominantes propios de la mujer); sino que las mujeres escribimos otros temas porque los hombres durante siglos se han dedicado a escribir sobre nosotras, sobre cómo poseernos, acosarnos cuando ya les dejamos y sobre ellos mismos y sus tristezas. Es así como se invisibilizan realidades que no acontecen al hombre blanco hetero, y no es que nosotras escribamos diferente, es que no escribimos desde el machismo sino contra él.

Por ello, resultará determinante las lecturas que elijamos a lo largo de nuestra vida, pues no sólo somos seres sociales, sino que somos seres influenciables por lo que leemos y nos leen.

Ruta

Vaso prendido del vacío,
el alba rota, el cielo añil;
diez mil luceros recostados
en un dorado camarín.

Rutas borrosas, diseñadas
para las albas de un cantar;
rutas de verdes mariposas
que nunca saben dónde van… Ph 📷: Yo 👌

#Córdoba #Argentina #Ruta #atardecer

Jorge Luis Borges

Más allá del encanto…
VALGO

De tanto perder aprendí a ganar; de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré. Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo mismo. Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía. Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a que mepidieran ayuda. Trate siempre que todo fuese perfecto y comprendí que realmente todo es tan imperfecto como debe ser (incluyéndome). Hago solo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran. Vi tantos perros correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido. Aprendí que en esta vida nada es seguro, solo la muerte… por eso disfruto el momento y lo que tengo. Aprendí que nadie me pertenece, y aprendí que estarán conmigo el tiempo que quieran y deban estar, y quien realmente está interesado en mi me lo hará saber a cada momento y contra lo que sea. Que la verdadera amistad si existe, pero no es fácil encontrarla. Que quien te ama te lo demostrará siempre sin necesidad de que se lo pidas. Que ser fiel no es una obligación sino un verdadero placer cuando el amor es el dueño de ti. Eso es vivir…La vida es bella con su ir y venir, con sus sabores y sin sabores… aprendí a vivir y disfrutar cada detalle, aprendí de los errores pero no vivo pensando en ellos, pues siempre suelen ser un recuerdo amargo que te impide seguir adelante, pues, hay errores irremediables. Las heridas fuertes nunca se borran de tu corazón pero siempre hay alguien realmente a dispuesto a sanarlas con la ayuda de Dios. Camina de la mano de Dios, todo mejora siempre. Y no te esfuerces demasiado que las mejores cosas de la vida suceden cuando menos te las esperas. No las busques, ellas te buscan. Lo mejor está por venir”